martes, 9 de diciembre de 2008

Admirando Las Estrellas



Me pierdo en el firmamento interpretando su silencio, mientras mi cigarro se consume tras cada jalada. Me lleva a pasearme por miles de recuerdos, lugares subalternos que se encuentran sepultados entre mis pensamientos. Cada rostro, cada beso, una que otra picara mirada, aquella caricia que marco un momento lleno de palabras que jamás fueron dichas, sólo descritas a través de algunos gestos. Unos ojos llenos de un cielo tentativo que te invitan a sumergirte en un infinito, que con el tiempo llega a ser nada. Aún sonríes cada vez que llega una imagen, otro nombre, un amor (que de la boca para afuera maldices, pero en el fondo, sabes mejor que yo, que lo agradeces intensamente). Te hizo tocar el borde y también te ha hecho saber que existe el fondo. Éxtasis, adrenalina pura, que te hacen suspirar y cerrar los ojos para transportarte a aquel tiempo, en el cual disfrutaste y te extraviaste entre la lujuria y el deseo. Sólo pérdida en cada una de las constelaciones de estrellas experimentas sensaciones que creíste olvidadas, que crecieron contigo y forman buena parte de tú vida.

1 comentario:

Andy dijo...

Tus estrellas reflejan mi sol... y mi noche... besitos